Amigos garífunas

Al contrario que ocurría al otro lado de la frontera, en Guatemala, donde los adultos siempre aparentan más edad de la que tienen, aquel hombre negro no aparentaba más de 65. Le hablé de que mis abuelos tenían 84 y 86, y que se conservaban bastante bien de salud aunque tenían alguna pega de salud. Él también la tenía, en el lumbago, y por eso no trabajaba ya.

Seguir leyendo Amigos garífunas

Ciudad Peronia, del mito a la realidad

Fluía el optimismo y la alegría. Lo de aquella mañana no fue una simple ayuda puntual, sino una fuente de esperanza de cara al futuro empoderamiento de la comunidad y la mejora de sus condiciones de vida generales. A través de este tipo de acciones, las instituciones contribuyen a crear sentimiento de comunidad y a mostrar al exterior que Ciudad Peronia es mucho más que la violencia de la que hablan los medios habitualmente.

Seguir leyendo Ciudad Peronia, del mito a la realidad

Bloqueos indígenas, de fraudes y apariencias

Durante los pocos días de este viaje, tanto en México como en Guatemala, descubrí que no se puede dar por sentada la inocencia o indefensión de un colectivo por el simple hecho de observarlo como el débil o el históricamente denigrado. Hay que analizar los hechos uno a uno, sin dejarse llevar de antemano por quién los lleva a cabo.

Seguir leyendo Bloqueos indígenas, de fraudes y apariencias

Guatemala se levanta

Dicen los que conocen la historia de Guatemala que desde 1944 no se unían los diferentes grupos sociales para luchar unidos, pacíficamente, en pos de la democracia. Mi visita a Guatemala coincidió azarosamente con un momento histórico de los que cambian la realidad de los países, de los que los “patojos”, como llaman aquí a los niños, estudiarán en los libros de historia en el futuro próximo.
Seguir leyendo Guatemala se levanta

¿Los chinos comen perro? Razones y sinrazones

Resumen

Sí, algunos chinos comen perro. Pero este concepto ha pasado a usarse más como una definición despectiva de la idiosincrasia china que como una particularidad minoritaria y, en términos globales, intrascendente. En otros muchos países de Asia o África se come perro de forma minoritaria, e incluso en ciertas zonas de Suiza también se acostumbra. En todo caso, en Corea del Sur se consume casi 7 veces más carne de perro por persona que en China, y en Vietnam casi 19 veces más. El consumo total de carne de perro en China supone sólo un 0,15% del total de carne consumida, y equivale a 0,08 kilogramos al año por habitante. Además, es probable que más del 70% de los chinos que viven en España jamás hayan visto comer perro, pues provienen de una región donde no se consume tradicionalmente. Hoy en día muchos chinos son activistas contra el maltrato a los animales, y el consumo de carne de perro está cada día peor visto en su país.

Pero, por si lo anterior no fuera suficiente para hacernos repensar lo injusto que es atacar a los chinos por ser “comedores de perro”, en España tenemos por qué callar en lo que se refiere a matar animales, en tanto que consumimos casi el doble de carne por habitante que los chinos y nuestra gastronomía es vista como salvaje o asquerosa por más de un 44,21% de la población mundial -comemos cerdos, vacas, caballos, caracoles, gambas…-. A fin de cuentas, el definir qué animales se pueden comer y cuáles no, es un tema cultural, pero nunca puede ser un argumento para defender la superioridad étnica o ética de unos frente a otros. Seguir leyendo ¿Los chinos comen perro? Razones y sinrazones

Mini-documental “el Muharram en Irán, la otra Semana Santa”

Seguir leyendo Mini-documental “el Muharram en Irán, la otra Semana Santa”

Las dos caras de la inmigración

Cuando 黄睿 (‘Huangrui’) puso pie en aquel país por primera vez todo eran luces y modernidad, infraestructuras majestuosas, edificios mastodónticos, tiendas y más tiendas con todo tipo de productos de lujo. Cambió de mundo tras 12 horas de viaje en avión, todo era nuevo y atractivo para él. Decidió emigrar a aquel país tan lejano con la ilusión de medrar en la vida, de escapar del estado de precariedad laboral al que se veía abocado en su tierra natal: lo mejor era marcharse a tentar la suerte.
Seguir leyendo Las dos caras de la inmigración

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.