Gastronomía en Xinjiang

“Carne por todos lados, con pan, en sopa, con arroz, con picante, carne con carne, más o menos magra, pero siempre carne. ¿Verduras? Escasas. ¿Hortalizas? Pocas.”

DSC_2743 copia
Puchero de Kashgar. Habrá quien diga que muy buena pinta no tiene…

Cómo sería la alimentación en la zona del planeta más alejada de cualquier mar abierto mantenía vivo mi interés culinario. Al punto exacto del planeta más lejano a cualquier mar se le llama el Punto de Inaccesibilidad, y está cerca de Urumqi. Rodeado de desiertos y cordilleras montañosas, no tenía ni idea de qué tipo de alimentación me encontraría por allí, aunque me imaginaba que muchos fideos y cordero.

CSC_2923 copia
Carne, carne, carne, carneeeeee

No andaba muy desencaminado, aunque huy varias cosas que me han sorprendido por sus excesos. La primera es la gran cantidad de frutas y frutos secos por doquier, de gran calidad y a precios relativamente asequibles. Higos, uvas, sandías y melones están en boga entre las primeras. Nueces, almendras y uvas pasas son punta de lanza de las segundas. ¡Quién me iba a decir a mí que encontraría tanta fruta en lo que yo veía como una región inhóspita!

DSC_2766 copia
Estómagos, un manjar
DSC_2737 copia
¿Cabezas? Eso creo…

Otra curiosidad es el altísimo consumo de carne, de cordero principalmente. De éste se lo comen todo, empezando por las cabezas, pasando por el estómago y terminando por las patas. Se encuentra la carne de cordero en pinchitos a la barbacoa o hervidos; en gigantes empanadillas horneadas rellenas con lo que me recuerdan a chicharrones; en pequeños bollos, también horneados, de estupendo sabor aunque con demasiado tocino para mi gusto –samsa-; en puchero junto con otros potingues indescifrables; en deliciosos pasteles de carne o en empanadillas hervidas –dumplings-. Y más.

DSC_2278 copia
Una especie de torta de carne, de sabor exquisito, inigualable.

Carne por todos lados, con pan, en sopa, con arroz, con picante, carne con carne, más o menos magra, pero siempre carne. ¿Verduras? Escasas. ¿Hortalizas? Pocas. Es posible encontrar alimentos sin contenido cárnico, pero no será fácil y, con toda probabilidad, pasarás hambre. Como alternativa al cordero prácticamente solo existe una especie de fideos hechos a mano, amasados y estirados en vivo y en directo. En chino se les llama “la mian”, que significa literalmente fideos estirados. Tras herviros, se comen generalmente en sopa o, una vez escurridos, con algo de tomate o repollo y, como no, cordero. También se pueden pedir fritos, con cebolla y cordero: mis favoritos.

DSC_2779 copia
Preparando el “la mian”, estirando la masa para hacer los fideos

El restaurante de debajo del hostal, muy frecuentado por los locales, de hecho solo sirve boles de estos fideos con verduras y cordero, y pinchitos del susodicho cuadrúpedo. Eso es todo, no existe más variedad. En otros restaurantes de más solera, con menú y todo, existirá más variedad alimentaria, pero estos platos que he comentado, junto con el pan, dan la impresión de suponer como mínimo el 90% de la dieta en Kasghar. Está todo muy bueno, eso sí.

DSC_2785 copia
Ese caldillo no inspira confianza, pero aquí era donde más varidad había

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s