Curiosidades de Irán

En Irán, ese país tan distante y diferente, con gente muy muy malvada que nos quieren pasar a cuchillo -es ironía-, he encontrado curiosidades idiomáticas de lo más curiosas. Un día, escuchando a un iraní hablar por teléfono, me llamó la atención que repitiera continuamente “vale, vale, vale”. Cuando terminó la conversación le pregunté qué significaba aquel “vale”, y resulta que significa “sí”, o algo así como “ok”. Otro hecho curioso ocurrió cuando fui a visitar un jardín llamado “Naranjistán”. Cuál pudo ser mi asombro cuando descubrí que se trataba de un jardín de naranjos.

DSC_8790
Naranjistan, Shiraz, Irán

No se quedan las curiosidades en cosa lingüística, y también puedo decir que nuestras costumbres culturales, religiosas por ejemplo, son también similares. Además, no cesan de confundirme con un iraní más, por lo que nuestra carga genética también ha de ser casi idéntica: no olvidemos que todos provenimos de la misma cuna, que los persas fueron arios en su día, y sólo la mezcla genética los cambió al igual que nos ocurrió a nosotros. Gran parte de las coincidencias sean posiblemente fruto de los siglos transcurridos bajo domino árabe, tanto en Irán como en España, dejándome la duda de si los españoles tenemos más en común con Europa o con el mundo islámico.

Otra cosa a la que me costó acostumbrarme es que para ellos el fin de semana es Jueves y Viernes, y Sábado y Domingo son días laborales. Lo cierto es que ya llevo casi tres meses viviendo en un continuo fin de semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s