Terrazas de arroz de Honghe

Publicado en Diario del Viajero

Colinas abarrotadas de relucientes terrazas de arroz excavadas manualmente hace cientos de años, aprovechando cada centímetro de la irregular orografía montañosa. Situadas en el sur de Yunnan, provincia del sur de China, las terrazas de arroz de Honghe fueron galardonadas comoPatrimonio de la Humanidad UNESCO en 2013.

DSC_0282
Más de mil terrazas de la base a la cima

El mejor momento para visitar las terrazas de arroz es en invierno, cuando están inundadas y el agua ejerce de espejo durante unos amaneceres y anocheceres que quitan el aliento. En algunos puntos se contabilizan hasta mil terrazas desde la cima de las montañas hasta la base de las mismas, en lo que parecieran escaleras creadas para seres de otro mundo.

Dentro de la inabarcable extensión de las terrazas de arroz de Honghe, la mejor idea es dirigirse al pequeño y rudimentario pueblo llamado Xinjie, como base de operaciones. Aquí se encuentran multitud de hostales económicos, pero aún lejos de ofrecer grandes comodidades, ni agua caliente, ni tampoco restaurantes abiertos a partir de las 19:00.

2 (1)
Terrazas de arroz de Honghe

Para visitar los campos de arroz, una buena idea es solicitar a quien te hospede que interceda para organizar el transporte. Alquilar conductor y vehículo en temporada alta será un poco caro –unos 30 a 40 euros por medio día, para ver el amanecer en un mirador y otro par de miradores distintos más tarde-, así que no está de más buscar compañeros de viaje entre los pocos turistas que haya en el lugar.

La opción valiente sería esperar, en la misma estación de buses de Xinjie, a que se llene algún minibús compartido que se dirija a Duoyishu, bajándote por el camino y haciendo luego auto-stop para el regreso. Mi recomendación es salir un día a la aventura y, el segundo día, pactar transporte con idea de ver el amanecer en los lugares más lejanos. Bien merece la pena el precio.

Como casi siempre en China, hay que pagar hasta por entrar al campo, espera abonar entre siete u ocho euros más por acceder a las zonas agrícolas donde se encuentran los arrozales. Cada zona puede requerir su propio ticket, así que es preciso informarse bien. Así mismo, hay que pagar para visitar alguno de los característicos pueblos tradicionales Hani situados alrededor de los campos, y en ocasiones rodeados por ellos en su totalidad.

Se puede visitar gratuitamente uno situado muy cerca de Xinjie, con unos arrozales impresionantes y con sus habitantes enfundados en sus ropajes tradicionales, dedicados a sus labores ancestrales. Saliendo de la estación de autobús gira a la izquierda inmediatamente, bordeando el lateral de la estación y siguiendo recto durante unos tres kilómetros. Atrévete a salir a la aventura, te alegrarás.

dsc_0158
mujer de la etnia Hani trabajando con su hijo a la espalda

No existe transporte directo desde Kunming a Xinjie, tendrás que hacer escala en Jianshui y/o Yuanyang, tardando alrededor de diez u once horas en llegar a Xinjie. Encontrarás un autobús nocturno, con pequeñas camas tamaño chino y no demasiado confortables: una gran oportunidad de conocer personas de la etnia Hani y de aprovechar tus días de viaje. Un aviso: si te has olvidado el inglés en casa, no te preocupes, ¡de todos modos no te servirá de mucho aquí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s