Gateaway Arch, St. Louis, Missouri

Artículo publicado por mí en Diario del Viajero

Este colosal arco de acero inoxidable marca la metafórica puerta desde la que se lanzaban los valientes pioneros en su aventura hacia el lejano y salvaje Oeste. San Luis, en Misuri, era el último lugar al que los aventureros podían considerar un hogar, pues más allá solo quedaba la naturaleza desconocida, los peliagudos nativos americanos y un futuro incierto en pos de una vida mejor.

DSCN1832 copia
El Arco

El Gateway Arch está hueco por dentro, acomodando en su interior un sistema de dos claustrofóbicos tranvías que se turnan para elevar los visitantes a lo más alto del mismo (el Arco recibe cuatro millones de visitantes anuales, de los cuales un millón de visitantes sube arriba). En la cabina habilitada en la parte superior se abren 16 pequeñas ventanillas que dejan ver el paisaje de la ciudad de San Luís a través de la estructura del arco, así como el parque sobre el que éste se erige y el río Mississippi justo detrás. En un día clareado se puede llegar a ver hasta a 46 kilómetros de distancia. ¡Vamos hacia el oeste!

DSCN1814 copia
El Arco visto desde la propia ciudad
DSCN1871 copia
Lo que hay debajo del Arco: un parque. Aunque apenas se ven, hay dos helicópteros de los Marines

Como parte más importante del Memorial a la Expansión Nacional de Jefferson, el arco está anclado en un parque junto al río Mississippi, y con sus 190 metros de altura el Gateway Arch acumula varios records como el de ser el monumento de acero inoxidable más grande del mundo. Nada de gran importancia si lo comparamos con lo que simboliza: la conquista del nuevo mundo. No en vano se le conoce popularmente como “la Puerta hacia el Oeste”. Para muchos otros a día de hoy es la puerta de salida hacia la Ruta 66, como era mi caso.

DSCN1912 copia
La vista de San Luís desde arriba del Arco
DSCN1910 copia
El estadio de los Caballeros de San Luís, de béisbol

Da un poco de vértigo enfrentarse a tales altitudes, no lo voy a negar, y si hace viento el arco se puede bambolear un poco. 190 metros son muchos metros, pero por algo es uno de los monumentos más visitados del mundo. Bajo el arco se da cabida a dos interesantísimos museos, uno sobre la historia del propio arco y otro sobre la histórica hazaña de la colonización del salvaje oeste, con exposiciones de armas, carruajes, representaciones de pioneros, cowboys y nativos americanos, así como películas que reconstruyen algunas de las historias que partieron desde San Luís hacia el oeste.

DSCN1917 copia
Las cabinas del telecabina que suben al Arco

El precio para subir a lo alto del arco es diez dólares, mientras que los museos son gratuitos. El horario en verano es de 8am a 10pm y en invierno de 9am a 6pm. Te aconsejaría que acudas con intención de esperar a que se haga de noche y se enciendan las luces de la ciudad, ¡si es que logras aguantar tanto tiempo allá arriba sin que te tiemblen las piernas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s